12%: Un unipersonal muy personal

Querido lector, te echaba de menos. Y sí, es extraño que el que eche de menos sea el que escribe y no el que lee, pero si todo tuviera sentido en el mundo, ni tú ni yo estaríamos aquí.

El pasado jueves asistí al espectáculo “12% Ilusionismo para Genios” de Daniel Collado y la mejor palabra que lo define es, como bien dice el título, personal.

Para empezar, no es un show normal y corriente en un sitio normal y corriente. No. ¡Tienes que ganarte el privilegio de poder ir!  Antes del espectáculo has de resolver una serie de pruebas de ingenio y enigmas que te dirán dónde se realiza exactamente el espectáculo. Solamente al pasarlas accedes al local donde se realiza la actuación. Del local puedo decir que es…personal, de nuevo. Pareciera que has viajado a otro siglo, pero con las moderneces de la época actual. Todo sigue una estética antigua, clásica, pero a la vez estética y elegante.

Podríamos centrarnos en la parte mágica y hablar del doblado de tenedores, que es espectacular, o en la cartomagia, que es exquisita -¡qué maravilla de triunfo!- , pero no es lo esencial del show de Daniel Collado. Lo esencial del show de Daniel Collado es…Daniel Collado. Como persona, como personaje. Imprime su mundo interior en cada uno de los efectos. Tierno, absurdo, divertido, emocionante, seductor… Muchos son los adjetivos que podríamos utilizar para describir a Collado, pero me el que más me gusta es “agradable”. Es agradable tanto con el espectáculo como con los espectadores. Ese trato que los espectadores reciben antes, durante y después del show es respetuoso, fino y elegante. Digno de un espectáculo de alta calidad. Atrás quedan los chistes y bromas a cargo del espectador donde se le ridiculiza y se le pone en evidencia. Aquí se aboga por un humor blanco, o absurdo, o fino, que no hiere a nadie.

El espectador VOLUNTARIO (totalmente voluntario, sólo el que quiere salir) termina con la sensación de haber sido de utilidad en el juego de magia, de que realmente él es importante. Termina riendo, a veces emocionados pero siempre incólume1 (que es una palabra bien bonita que leí hace poco y aquí viene al pelo).

Esa forma de hacer es la que me hace pensar que los grandes lo importante no es el qué, es el cómo. Y, partiendo de la base que el qué es fantástico, el cómo es espectacular.

Querido lector, si tienes oportunidad, no te lo pienses dos veces y acude a ver “12% Ilusionismo para Genios” de Daniel Collado.

De izquierda a derecha: Coral Serrate, Luis Noval, Daniel Collado y Alex Louzao.

 

 

 

Gracias, Dani, por la lección de maestría (y no sólo técnica) a la hora de llevar a cabo un espectáculo.

  1. Que no ha sufrido daños
2019-04-17T17:04:17+02:00